Páginas

sábado, 26 de febrero de 2011

LA SEÑORITA C. Y LAS ROTURAS







Aquella noche, la señorita C., estaba soñando que soñaba y en el sueño una fuerza inexplicable la obligaba a romper el espejo veneciano que tenía en su dormitorio. Al momento, del interior de su quebrado armazón brotaron dos pájaros. Ella nunca había sospechado que en el interior de los espejos pudieran anidar los pájaros. Cuando se alejaron revoloteando, la señorita C. miró más allá del cristal roto, temiendo que en su interior hubiera quedado olvidado algún polluelo. Fue entonces cuando vio que desde la obscuridad unos ojos la miraban. Se dio cuenta de que eran sus propios ojos. Eran sus propios ojos de antes, los ojos en los que ella había vivido hasta aquel día en que el negro Raulito la había abandonado buscando encontrar refugio en el cuerpo y en el alma de la niña Chole.

La señorita C., en el sueño, no lo dudó, saltó dentro del espejo y se integró con ella misma. Decidió que nunca saldría de allí. Esos serían siempre sus ojos.

Cuando despertó del sueño, la señorita C. lo había olvidado. Al poco, sin embargo, inexplicablemente, sintió que una fuerza desconocida la obligaba a romper el espejo veneciano que tenía en su dormitorio…

martes, 22 de febrero de 2011

AMORES





Cansado de cargar la escalera para trepar al balcón, Romeo inició un romance con la joven que vivía en la planta baja del caserón.

Fue en aquellos tiempos cuando Julieta se enamoró de un trapecista.


(Confío en que Malena, mi amiga “Yuyo del suburbio”, perdone mi atrevimiento al haber reproducido uno de sus “amores”, sin pedirle siquiera permiso, y haberle luego añadido otro final…)

viernes, 18 de febrero de 2011

SENSACIONES

Imagen: Antiqva


En todas partes esta sensación
de haberme presentado disfrazado a una fiesta de disfraces
que fue desconvocada sin que nadie me avisara...

Juan Bonilla, Cháchara.

miércoles, 16 de febrero de 2011

PARA QUE NOS VEA...

Imagen: Antiqva






Sabes, amiga, –le dijo la señorita C.- estoy harta de tanta rutina. Esta noche voy a soñar con Brad Pitt o con cualquier otro que se me cruce. Y mañana, cuando me levante me mancharé uno de los vestidos y tiraré a la basura, al menos, dos pares de zapatos. Después, me negaré a desayunar. Si, lo tengo decidido. Y es posible, incluso, que me fume un cigarrillo y termine quemando alguna colcha.

Y luego, llamaré a la puerta de Francisco, el vecino de al lado, y cuando salga le daré un beso de locura que salvo que me de un ataque de tos durara al menos medio minuto.

Si, voy a hacerlo. Y además, se lo daré frente a la ventana de la escalera, para que la señora Patro nos vea...





Más imágenes de flores en "ANTIQVA
PHOTOBLOG".

lunes, 14 de febrero de 2011

CUENTOS DE LA SEÑORITA C.

Imagen: Antiqva






Siempre que evocaba el primer y único amor de su vida la señorita C., entre lágrimas, recordaba que nunca habían llegado a besarse.

Desde entonces, todos y cada uno de los días, la señorita C. siempre se había lamentado de esa ausencia de besos primerizos y de que los bombones de chocolate negro engordaran tanto.

sábado, 12 de febrero de 2011

MERCADO DE LIBROS

Imagen: Antiqva






El cronista Ben Said recoge una sabrosa noticia que nos habla del floreciente mercado de libros que existía en la Córdoba andalusí, en el que se subastaban las obras más raras o lujosas que imaginarse pueda con destino a las bibliotecas de sabios y magnates, que bien por interés erudito o simplemente por seguir una moda que emanaba del califa, rivalizaban en lograr su adquisición.


El bibliófilo al-Hadrami, en cierta ocasión visitó la ciudad de Córdoba y se desplazó al mercado de libros interesado en conseguir un manuscrito determinado, por el que sentía especial predilección e interés. Uno de los libreros le ofreció citado libro, en un ejemplar de letra hermosa y elegante encuadernación, iniciándose pronto la subasta del mismo, llegando nuestro hombre a ofrecer una suma muy elevada, muy por encima del propio valor del libro, pero siendo sin embargo siempre superado por otra persona que bien vestida y de aspecto principal logró, finalmente, quedarse con la obra.

Apesadumbrado, narra Ben Said: “acerquéme a él y le dije: “Dios guarde a su merced. Si el doctor tiene decidido empeño en llevarse el libro, no porfiaré más; hemos ido ya pujando y subiendo demasiado”. A lo cual me contestó: “Usted dispense, no soy doctor. Para que usted vea, ni siquiera me he enterado de qué trata el libro. Pero como uno tiene que acomodarse a las exigencias de la buena sociedad de Córdoba, se ve precisado a formar biblioteca. En los estantes de mi librería tengo un hueco que pide exactamente el tamaño de este libro, y como he visto que tiene bonita letra y bonita encuadernación, me ha placido. Por lo demás, ni siquiera me he fijado en el precio. Gracias a Dios me sobre dinero para estas cosas”.

Inmensa fue la decepción de nuestro hombre ante la argumentación de su rival. Al escuchar esa contestación sintió una indignación imparable y no pudo sino reprochar al otro amargamente: “Sí, ya, personas como usted son las que tienen dinero. Bien es verdad lo que dice el proverbio: Da Dios nueces a quien no tiene dientes. Yo que sé el contenido del libro y deseo aprovecharme de él, por mi pobreza no puedo utilizarlo”.


Podéis ver dos opciones de esta imagen en "ANTIQVA
PHOTOBLOG"

jueves, 10 de febrero de 2011

DE LOS OLVIDOS




Cuando se despertó,
no recordaba nada
de la noche anterior,
“demasiadas cervezas”,
dijo, al ver mi cabeza,
al lado de la suya, en la almohada…
y la besé otra vez,
pero ya no era ayer,
sino mañana.
Y un insolente sol,
como un ladrón, entró
por la ventana.

Joaquín Sabina (Donde habita el olvido)
.
.
.
El otro día, cuando tomaba algunas fotografías en lo que fue antigua sinagoga de la Juderia de Córdoba, reparé en que un rayo de luz bellísimo entraba por una de las ventanas del patio de acceso al edificio e iluminaba con rabia una vieja escalera de madera... Entonces, me acordé de la canción de Sabina, ese canalla cuyas letras tanto me gustan...

martes, 8 de febrero de 2011

DE LOS PUENTES IMPOSIBLES

Imagen: Antiqva




“Si la carne está triste, qué importa lo demás.
Si están tristes los cuerpos, qué importan ya los libros
y que los cielos sean de un azul u otro azul
cuando el cuerpo está triste, herido mortalmente...”

Julio Aumente (Si los cuerpos se cansan)



El puente de la imagen es una ilusión pura... Su cielo es el cielo de otro día... Los edificios aparecen donde no deberían estar... El reflejo en el agua nunca podría ser como se ve, ciertos testigos lo sugieren... Es tanta la ilusión que el cielo que se refleja en el agua es otro cielo, es el cielo de otro día, quizás sea ese el cielo real de aquel día de ilusión...

lunes, 7 de febrero de 2011

ANTIQVA Y EL CIELO

Imagen: Antiqva



Algunas veces las fotografías, al igual que los sueños o los espejos, no reflejan la realidad de las cosas sino otros mundos extraños que nunca conoceremos.
(Podéis ver dos opciones de esta imagen en
"
ANTIQVA
PHOTOBLOG"
)

viernes, 4 de febrero de 2011

DE LOS DIOSES OLVIDADOS

Imagen: Antiqva


Aun cuando rompimos sus estatuas
y les sacamos de sus templos
los dioses no han muerto.

Konstantinos Kavafis