Páginas

miércoles, 10 de septiembre de 2014

De los seres imaginarios






Hay en la tierra, y hubo siempre, treinta y seis hombres rectos cuya misión es justificar el mundo ante Dios. Son los Lamed Wufniks. No se conocen entre sí y son muy pobres. Si un hombre llega al conocimiento de que es un Lamed Wufnik muere inmediatamente y hay otro, acaso en otra región del planeta, que toma su lugar. Constituyen, sin sospecharlo, los secretos pilares del universo. Si no fuera por ellos, Dios aniquilaría al género humano. Son nuestros salvadores y no lo saben.



Jorge Luis Borges – El libro de los Seres Imaginarios





lunes, 1 de septiembre de 2014

Imaginando la eternidad





Siempre, nunca, palabras absolutas que no podemos comprender siendo como somos pequeñas criaturas atrapadas en nuestro pequeño tiempo. ¿No jugaste, en la niñez, a intentar imaginar la eternidad? ¿La infinitud desplegándose delante de ti como una cinta azul mareante e interminable…


Rosa Montero – La ridícula idea de no volver a verte





viernes, 29 de agosto de 2014

De los goces del Paraíso





Los pobres de espíritu y los ascetas están excluidos de los goces del Paraíso porque no los comprenderían.


Jorge Luis Borges – El libro de los Seres Imaginarios