Páginas

lunes, 23 de marzo de 2015

Renacer





Y de repente
busca una boca nuestra boca, y unas
manos oprimen nuestras manos, y hay
una amorosa voz
que nos dice: “Despierta.
Estoy yo aquí. Levántate.” Y vivimos.

Antonio Gala – Enemigo íntimo