Páginas

jueves, 30 de octubre de 2014

A propósito de una sonrisa





Pero es verdad que es una pena porque lo más bonito de esa escena, ya lo verás, está al final del todo, cuando Perdican se irrita y le explica a Camille que sí, que todos los hombres son imbéciles y que todas las mujeres son unas brujas, pero que no hay nada más bello en el mundo que lo que ocurre entre un ímbécil y una bruja cuando se aman… Le sonreí.

Anna Gavalda – Billie





martes, 28 de octubre de 2014

Café Classico de Santorini






De repente intentó aprender la Ligereza, maravillosa virtud existencial que consiste en saber vivir el presente con plenitud serena…


Rosa Montero – La ridícula idea de no volver a verte





miércoles, 22 de octubre de 2014

La mirada de los gatos





Los chinos ven la hora en los ojos de los gatos. Cierto día, un misionero que paseaba por un arrabal de Nankín se dio cuenta de que había olvidado el reloj, y le preguntó a un chiquillo que hora era. El niño vaciló unos instantes; luego, volviendo sobre sí, contestó: “Ahora se lo digo.”, y se alejó, para regresar al poco. Traía en sus manos un gatazo, y mirando a lo blanco de sus ojos afirmó sin titubear: “Todavía no son las doce.“ Y así era en verdad.

Charles Baudelaire – Spleen de París