Páginas

miércoles, 10 de septiembre de 2014

De los seres imaginarios






Hay en la tierra, y hubo siempre, treinta y seis hombres rectos cuya misión es justificar el mundo ante Dios. Son los Lamed Wufniks. No se conocen entre sí y son muy pobres. Si un hombre llega al conocimiento de que es un Lamed Wufnik muere inmediatamente y hay otro, acaso en otra región del planeta, que toma su lugar. Constituyen, sin sospecharlo, los secretos pilares del universo. Si no fuera por ellos, Dios aniquilaría al género humano. Son nuestros salvadores y no lo saben.



Jorge Luis Borges – El libro de los Seres Imaginarios





22 comentarios:

  1. Que los personajes de esta imagen se crucen y se den la espalda me transmite muchas ideas, entre otras cosas queda ya claro por la propia imagen que llevan vidas muy distintas, pero además parece haber un abismo en esa corta distancia que nos son más de cuatro pasos.

    Un fuerte abrazo

    (Gracias por comentarme lo del blog, no sé qué puede ocurrir, de todas maneras he quitado algún enlace, algún gadget y lo he reestructurado un poco, espero que no te dé más problemas a la hora de comentar)

    ResponderEliminar
  2. Quizás resulten insuficientes para justificarnos a todos ...

    Es una de esas imágenes que no necesitan palabras, dice tantas cosas del mundo y sus gentes, que se llenarían páginas y páginas para entender sus porqués. Tu foto, amic meu, vale más que todas ellas.

    Abrazote!!

    Pd: No es que se marchen tus comentarios, es que tengo activada la confirmación de comentarios y hasta que no los leo no puedo darles el ok. ;)

    ResponderEliminar
  3. Me parece genial y no solo estéticamente.....
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Como siempre, tu foto da para quedarse un rato admirándola.
    Tienen que ser muy convincentes esos hombres especiales, para convencer a Dios que la vida debe continuar.
    Es que los buenos son mayoría, y los depredadores menos, pero hacen mucho ruido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena fotografía y como siempre muy bien adaptado el texto a ella.
    El texto me a gustado mucho...voy a buscar el libro para leérmelo.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  6. love the words ! great image, so alive
    and very inspiring

    ResponderEliminar
  7. Fantástica, Antiqva, tres edades, el mas joven y el mayor en un sentido y el maduro por otro. Una playa como una vida.
    Un fuerte abrazo ;)

    ResponderEliminar
  8. Me encanta el texto de Borges, en cuanto a la fotografia, decir que me parece excelente pòr varios motivos, uno tecnicamente, y dos, por el motivo, por un lado el señor y su hijo representantes del mundo feliz, seguramente de vacaciones, procedentes del primer mundo, donde no falta casi de nada(bueno, en estos momentos falta el trabajo a muchos) y por otro lado el vendedor ambulante perteneciente al tercer mundo, donde falta de todo...muy buena entrada, saludos.

    ResponderEliminar
  9. Dos mundos opuestos que se cruzan a dirio. El primero más minoritario, son los priivilegiados que gozan de los recursos de la tierra. El segundo, más numeroso, tiene que abandonar su país, surcar los mares con grandes riesgos, para tratar de sobrevivir.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Esta imagen dice tanto que duele la distancia entre los dos mundos aún estando en el mismo lugar.
    Cuánto mensaje encierra.

    ResponderEliminar
  11. Una entrada fantástica y conmovedora, tanto la imagen como el texto.
    Enhorabuena, Antiqva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Después de realizar un recorrido por tu blog, he quedado gratamente sorprendido, pues la belleza de tus publicaciones lo merecen, por tal motivo, tengo que felicitarte.

    Enhorabuena y un afectuoso saludo desde Gran Canaria.

    Hasta muy pronto.

    ResponderEliminar

  13. La foto me parece todo un mundo, y es preciosa, Antiqva.
    El texto de Borges sabe acompañarlo, se ajusta a la sensación.
    Magnífico conjunto has logrado.
    Gracias, abrazos, buen día

    m.

    ResponderEliminar
  14. Te puse en fb que era tremenda esta entrada. Tu foto y el texto, terrible.
    Me gustó muchísimo.

    ResponderEliminar
  15. Genial la imagen, da que pensar y mucho. El texto no me da que pensar porque yo diría que el género humano es algo que sobra en la galaxia, y que ese Dios y esa pobreza me suena tab mesíanico que me produce un sarpullido. Cada uno... con su copla, amigo mio :)))

    Un abrazo y un café con hielo.

    ResponderEliminar
  16. Estupenda fotografía en la que, sobre un escenario común pero en distintos planos, vemos cruzarse vidas y edades diferentes. Son trayectorias contrarias, pero paralelas como la vida misma.

    En cuanto a los Lamed Wufniks, Borges se equivocó al definirlos como personajes imaginarios. Puede ser que sólo los intuyera y por eso pensase que no tenían entidad propia; pero lo cierto es que existen. Tanto es así que yo conozco algunos.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  17. ·..✿✿。°
    Bela fotografia que nos lembra: o planeta Terra é de todos.
    Ótimo domingo!!!

    Boa semana!
    Beijinhos.·..✿彡
    °。✿⊱。。

    ResponderEliminar
  18. Solo espero que este Lamed Wufniks no vea tu publicación porque te lo habrías cargado :-)

    Te ha quedado fantástica...hay que gastarse más cara y sacarlo de cara :-)...Muy buena :-)

    Por cierto,soy Noemí, he eliminado mi anterior blog y he hecho uno nuevo:

    http://photosnpadron.blogspot.com.es/

    Espero verte por allí :-)

    Un abrazote y buena semanita

    ResponderEliminar
  19. Pues la verdad es que no lo sabía.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias, siempre, por tus palabras...