Páginas

martes, 25 de febrero de 2014

Una mujer soñada







A Nélida algunas veces podía verla con absoluta claridad, sobre todo después de una noche que soñó con ella. No sus rasgos exactos y no siempre el color de su pelo o la forma de su peinado, pero sí el alto perfil, el paso rápido, sus delgados tacones, la manera lenta y tan dulce que tenía de echar a un lado la cabeza y sujetarse el pelo con una mano mientras se inclinaba para encender un cigarrillo. Lo encendió, contra un fondo de cortinas azules, con el mismo mechero que a la mañana siguiente encontró Santiago Pardo sobre la mesa de noche, y que fue la súbita contraseña para el recuerdo del sueño. Aún en el despertar le había quedado un tenue rescoldo de la figura de Nélida, y para avivarlo le bastaba pronunciar su nombre y recordarla a ella, desnuda, en una habitación de su infancia en la que nada sucedía sino la felicidad. “Aunque sólo sea eso –pensó, enfilando la última calle que debía recorrer antes de llegar a la plaza donde la estatua, y tal vez Nélida, lo estaban esperando-, le debo al menos un sueño feliz.”



Antonio Muñoz Molina, El hombre sombra




13 comentarios:

  1. Desde el umbral de un sueño me llamaron...
    Era la buena voz, la voz querida.
    -Dime: ¿vendrás conmigo a ver el alma?....
    Llegó a mi corazón una caricia.
    -Contigo siempre....Y avancé en mi sueño
    por una larga, escueta galería,
    sintiendo el roce de la veste pura
    y el palpitar suave de la mano amiga.
    -Antonio Machado-

    Le debe un sueño, que bien suena eso ;)
    Aferradetes, amic meu.

    ResponderEliminar
  2. the first smile of this day and this makes me happy !
    thank you

    ResponderEliminar
  3. ¿No será la señorita C., esa que tanto me gusta?
    Besos besos

    ResponderEliminar
  4. Al menos le debía un sueño feliz del que ella formaba parte. Muy bonito.

    Gracias, un abrazo y tu cafelito.

    ResponderEliminar
  5. Muy buen retrato y simpatiquisimo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Desde luego feliz sí se la ve en la imagen...

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  7. Hay muchas clases de 'realidades'. La cuestión, es acertar (o no...) en la elección de la que más nos conviene...

    Y en todo caso, siempre podemos vivir a caballo, un poco, en todas ellas ¿porqué no?. Quizás es eso, lo que está viviendo la 'rubia' de tu foto ;)

    ResponderEliminar
  8. Bonito adelanto del desfile de Carnaval que tendremos dentro de poco, ya te veo con la cámara preparada y pensando en los mejores lugares para las tomas.

    Besos

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Las personas que yo sueño también sonríen siempre así, con toda la cara.

    Me gusta mucho, pero mucho Muñoz Molina

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Un retrato muy desenfadado y divertido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. La simpatía que transmite este retrato queda patente en los gestos tan expresivos de la modelo.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias, siempre, por tus palabras...