Páginas

domingo, 26 de junio de 2011

Retrato de gato




Aquel amanecer, como los gatos adolescentes, la señorita C. se sentía enferma de vida.

Había soñado que quería ser feliz.


Imagen: Antiqva Photo

25 comentarios:

  1. No he visto animal más bello que un gato en la medianoche, me gusta observalos en sus juegos.
    No me extraña que la señorita C los envidiase.
    Besos y buena tarde de domingo.
    La foto, sin palabras.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena foto! Me encantan los ojos de ese gato. Con razón eran considerados animales sagrados en el Antiguo Egipto.
    El espíritu misterioso e independiente de los gatos ha salido a relucir en la señorita C. No dudo que logrará hacer realidad su sueño...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Recién te conozco y no sé si en otra oportunidad ya hablaste de la señorita C.
    Sólo espero que ese sueño de querer ser feliz no se haya convertido en pesadilla y esa enfermedad de vida no la termine arrastrando hasta la muerte...

    Saludo

    ResponderEliminar
  4. Ummm que bellos sueños, el comienzo de la vida..

    mas firme y mas intensa.

    que bonito querido amigo, me encantó esta entrada..

    ResponderEliminar
  5. La señorita C mirada de gata aunque haya pasado la adolescencia.
    Antiqva, los gatos no miran todos igual, me acuerdo de la dulce mirada de Minus, la tengo presente siempre, y mi gata Muli mira con curiosidad y cierta desconfianza.

    El misterio de los gatos, me encanta esa foto, mira directo la gata.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. "Soñó con ser Feliz"... Y como a la vida hay que parirla a cada instante, la señorita C deberá insistir para lograr su objetivo.El deseo es el puntapié inicial, ¡Ha comenzado el partido!
    http://enfugayremolino.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Cuanto más lo miro, más divino veo a Jano, nuestro Janito. Hay una profundidad en su mirada, una ausencia en sus ojos, la ausencia de quien está por encima de todos los demás, que me confirman que le dimos el nombre correcto. Espero que la señorita C no estuviera enferma de esa vida divina... La foto es preciosa, preciosa. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Hola Antiqva.
    Me tiene hipnotizada la mirada de dos colores de tu gato y qué decir de la Srta. C. señorita que me tiene más que loca.

    (Hay veces que no me salen las palabras, por eso, me alimento de las de otros; de las tuyas siempre)

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  9. Espero que la señorita C no se cure nunca de esa enfermedad, y sobre todo que su sueño se convierta en realidad. El retrato de gato dan ganas de entrar en la foto y tocar esa bellísima nariz! (precioso trabajo Amigo!)
    Un largo y fuerte Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Precioso gatito, su mirada es intensa y bella.
    Espero que la señorita C pueda hacer de sus sueños una realidad.
    maravillosa fotografia.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Qué justo... hoy me siento enferma... y mi gata se pasó la tarde sentada en mi falda, como si se diera cuanta de que necesitaba su compañía... ;)

    ResponderEliminar
  12. Antiqva, me encanta las historias de la señorita C. y esta micro también está muy buena. el gato es bellísimo, besos

    ResponderEliminar
  13. Qué gato más hermoso... Es una foto estupenda, me encanta.

    Es el mejor sueño: querer ser feliz. ¿Y para qué otra cosa, si no, estaríamos en esta tierra?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Enferma de vida, de libertad, de garra ... como una gata. A la Señorita C. la quiero, sabías?

    ResponderEliminar
  15. "Enferma de vida"... envidia me causa la señorita C.

    Un abrazo


    pd: el gato es igulito a mi gata.

    ResponderEliminar
  16. Soñar que se es feliz es tan escaso y preciado como disfrutar de los pocos instantes en los que así te sientes.

    Necesito un café.

    Besito.

    ResponderEliminar
  17. Aquel amanecer era distinto; al despertarse recordó el sueño.

    Quizás es esto lo que le ocurría a tu Señorita C., que hasta esa mañana no lograba saber qué es lo que había soñado.

    Me ha gustado tu gato de ojos bicolores; yo tuve una, Shiba; siamesa, un poco persa ella, y muy mía, sobre todo muy mía.
    Ahora tengo otro, un gato de ojos pardos, pero es difícil que sea tan mío, como lo fue la de mirada azul.
    Un abrazo, amigo Antiqva

    Ío

    ResponderEliminar
  18. Es que esos ojos de gato invitan a soñar, uno azul y otro gris...
    Sentirse enferma de vida tiene muy buena pinta.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  19. Una estupenda toma. Has captado muy bien la atrayente mirada del felino...que se cumpla los sueños!
    Un abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  20. oh! a mi maga le pasó algo parecido..sólo que aún no lo contó...

    besos*

    ResponderEliminar
  21. Una enfermedad incurable. Uno se muere sin haber sanado.

    Besos,

    ResponderEliminar
  22. No hay una mirada más hermosa que la de un felino. Preciosa toma.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Los gatos son magníficos, así los respetaban los egipcios.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Deliciosa fotografía!...Ya veremos querer ya es un gran paso.
    saluditos!

    ResponderEliminar
  25. Hermosa mirada... que echaremos de menos...
    Muchos besos, amigo. De dos colores como sus ojos.
    Natacha

    ResponderEliminar

Gracias, siempre, por tus palabras...