Páginas

domingo, 6 de septiembre de 2009

DESENCUENTROS

Imagen: Antiqva




Ella le había pedido al Dios de la Lluvia que las aguas, aquel otoño, se llevaran sus lágrimas.

Él había pensado que si conseguía hablar con ella en sueños quizás pudiera recuperarla.

Mientras tanto, los murmullos que emitían sus almas encontraban su reflejo en los ruidos nocturnos que producían los insectos.


.

12 comentarios:

  1. Bueno pues si las lágrimas de ella son por la misma causa que las de el, deberían de encontrarse de nuevo!!

    Me encanta de nuevo sentiros tan cerquita!! muchos besitos para mi hermosa pareja!!

    ResponderEliminar
  2. No es casualidad que leer tus palabras me re-suenen, encontrando un segundo significado... el miedo ancestral al otoño, los sueños, los insectos libando para regalar miel...

    Tampoco es casual encontrar fotos de la infancia entre tus imágenes, como época dorada, como la mía lo fue también.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué hermoso Antiqva!!
    Quizás los murmullos se transformen en una canción que los 2 puedan escuchar para volver a encontrarse.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. pues resulta que las almas que se añoran se las arregla para compartir un instante íntimo aunque estés lejos.. y para eso se sirven del cosmos que se conmueve con tanto amor y roba un segundo de la eternidad para ellas... para sus 'desencuentros'..


    hoy me has hecho suspirar mucho amigo.. el alma siempre añora algo...

    besos miles!!!

    ResponderEliminar
  5. Las almas siempre se encuentran; ya que resuenan en un mismo corazon....
    Besos Antiqva y lindo Domingo
    Janeth

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado, esta comparación(?) de las almas con los insectos, de sus ruidos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Desencuentro = ruptura = rotos ...

    Ufff, muy fuerte!

    La foto: GENIAL!!!

    Un abrazo
    Conchi

    ResponderEliminar
  8. Los desencuentros tienen algo bueno... siempre se puede hacer algo por acabar con ellos y el camino y el resultado, suele ser placentero y hermoso.
    Un beso, cielo.
    Natacha.

    ResponderEliminar
  9. Qué dulce, qué hermoso... Tanta ternura en tus palabras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. A mí lo más impresión que me ha dado es imaginar el daño que se haría el gato cuando entró en ese botellón. ¡Pobrecito!. Eso sí sería un desencuentro...
    Un saludo Amigo!

    ResponderEliminar
  11. será un hermoso encuentro de almas, algún día, en algún lugar.
    muy bello!!!
    abrazos

    ResponderEliminar
  12. Tal vez los grillos de mi casa sean amantes del pasado...
    los escucharé con más atención ;)

    ResponderEliminar

Gracias, siempre, por tus palabras...