Páginas

lunes, 31 de marzo de 2008

NECRÓPOLIS ROMANA DE CARMONA

.
Queremos brindar un reportaje fotográfico acerca de una interesante necrópolis que estaba situada en las inmediaciones de Carmona (la antigua CARMO romana), a la salida de la ciudad, a uno de los lados de la Vía Augusta, calzada que desde la propia Roma, entrando por los Pirineos, se dirigía al Océano (Cádiz), pasando antes por las ciudades béticas de Córdoba, Écija, Carmona y Sevilla.

.


Perspectiva de uno de los paseos que se integran en el yacimiento arqueológico.




El Mausoleo Circular cuenta con una cámara subterránea abovedada a la que se accede por un pozo.


La Tumba del Elefante se llama así por haberse encontrado una representación de ese animal que se expone en el museo del yacimiento. Todo sugiere que allí estuvo enclavado un santuario consagrado al culto de las divinidades mistéricas Cibeles y Attis.



Detalle del interior de la denominada Tumba de Postumio, que permite apreciar igualmente los nichos cinerarios y los restos de decoración que todavía se conservan.




Perspectiva del acceso a la Tumba de Postumio.





La necrópolis romana de Carmona es una necrópolis esencialmente de cremación, que acusa influencias de tipo oriental y cuyo momento principal parece fecharse en los primeros tiempos del Alto Imperio. De antes se tienen identificadas diversas tumbas de inhumación del siglo II a.C., pero es ahora cuando se generalizarán los rituales de cremación y la construcción de cámaras funerarias excavadas en la roca, de carácter familiar.
.
Omitimos referirnos ahora a la denominada Tumba de Servilia, ya que por su especial monumentalidad se merece que en algún otro momento la dediquemos un espacio propio.
.

1 comentario:

  1. Enhorabuena por tu blog, ojalá hubiera muchos más así.

    ResponderEliminar

Gracias, siempre, por tus palabras...