Páginas

domingo, 2 de agosto de 2009

CUENTO DE ÁNGELES

Imagen: Antiqva




Hubo una vez un ángel que se enamoró de un hombre,
pero el hombre, envuelto en los sueños,
nunca se percató de ese amor.

Pasados los años, el ángel,
que seguía enamorado,
se encarnó en un gato.

Así fue como al poco, cierta mañana,
un gato se presentó ante el hombre,
que lo recibió alborozado.

Desde entonces, el ángel vive feliz,
libre de los Cielos,
sintiendo como su cuerpo se estremece cuando el hombre,
en las melancólicas tardes de soledad,
le acaricia sutilmente.




.

12 comentarios:

  1. Los ángeles eligen extraños medios para estar cerca de nosotros. Les gusta mucho volverse gatos.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  2. HOla querido Antiqva!

    Es preciosa la historia, es bonito el imaginar que un ángel se puede reencarnar en un animal. Yo tengo una gata preciosa e imagino que cuando la toco es una persona de las que más quiero. Precioso, incomparable.

    UN abrazo sabio amigo!

    ResponderEliminar
  3. Hay antiqva, que belleza me enterecio hasta las lagrimas tu bello relato, es que es asi de sencillo el amor, asi de simple, tan solo entrega, dadiva generosa, amar, asi de facil es...
    Besitos mi amigo querido
    Janeth

    ResponderEliminar
  4. Me has hecho emocionar!
    Dicen que en el caso de los gatos... ellos son los que nos eligen y aceptan. Así que tu historia puede ser cierta y si así fuera... en mi casa hay varios ángeles.
    Besosss.

    ResponderEliminar
  5. Es un cuento feliz y extraño, porque el cielo ya no es lo que pensábamos que era, y hasta los gatos huyen de él o los ángeles convertidos en gatos.
    Al final el ángel se ha liberado del cielo..., es la moraleja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué curioso!. Ayer escribía yo algo parecido sobre mi gato. Sí, creo que son ángeles de compañía.
    Ese gato es una lindura, como el mío,claro.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Y tanto que si... ángeles los hay por todas partes.
    Nos acompañan, aconsejan el momento justo... o se restriegan por nuestras piernas cuando la tristeza quería apoderarse de nuestro ánimo.
    Un beso, querido amigo. Que los ángeles te sigan acompañando y progegiendo.
    Natacha

    ResponderEliminar
  8. Yo vivo con una, (gata) que me trae flores, ¡lo juro!.
    Es un ser especialísimo que me ha regalado la vida y me siento afortunada de que hayamos coincidido en el tiempo.
    Preciosa historia.

    ResponderEliminar
  9. Otra vez el mito del 'ángel enamorado'. Esta vez en un ternísimo relato ;)

    Por amor, hasta el cielo puede dejarse atrás ;)

    ¿y es que hay otra forma de ser más divinos que cuando amamos????

    ¿y no es esta Tierra el único lugar donde podemos aprender??

    ¿Y no es para eso que estamos aquí???

    Ay amigo...

    Que en otros mundos no se pueden sentir esas caricias en las melancólicas tardes de soledad ;)

    besos!!!!

    ResponderEliminar
  10. nuestra vieja alma se cambia de vestidos...

    Bss

    ResponderEliminar
  11. yo siento a los ángeles en el viento.

    besos

    ResponderEliminar
  12. No sé si mi gato es un Angel, pero hoy el "Mío" jugaba con él.
    Unas horas después su cuerpo estaba atrapado debajo de una valla de púas. Creo que el Angel vino a salvarlo de una muerte dolorosa. Ahora me doy cuenta.
    5-8
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias, siempre, por tus palabras...